Rocalla Artificial

Muro de Rocalla Artificial

DESCRIPCIÓN

La escollera, también llamada rocalla, es una unidad formada por la agrupación de elementos pétreos naturales, generalmente provenientes de cantera. Los elementos o escollos se colocan sin ligante, de forma que la unidad resultante no es monolítica. Adquiere estabilidad por el peso de los escollos y la imbricación. Con escolleras se pueden formar estructuras independientes cuyo funcionamiento es por gravedad, como por ejemplo espigones y traviesa, así como también a veces diques longitudinales.

El mayor uso de la escollera es como revestimiento, protección o defensa de otra estructura, como un talud longitudinal de tierras o la orilla de un cauce.

En todos los casos el talud a proteger debe ser estable geotécnicamente (la escollera en principio no ha de resistir el empuje de tierras), el papel de la escollera es impedir la destrucción de la orilla por acción de la corriente, para lo que usa su resistencia al arrastre (debido a su peso).

La granulometría de la escollera no es uniforme, la roca debe cumplir ciertas características intrínsecas susceptibles de un plan de ensayos de control y calidad. Las propiedades más importantes son:

>> Calcula el coste